Estrechando lazos entre Salud y Educación

Estrechando lazos entre Salud y Educación
Argentina, Bolivia, Ecuador, El Salvador, Perú, Guatemala y México se unen a través del Curso de Formación de la Alforja Educativa

Las mismas inquietudes, motivaciones, visiones y sueños nos convocan: Un mundo que garantice los derechos de la niñez, que sus voces sean escuchadas, que se sientan sanos, felices y libres; un mundo con adultos que acompañen sus procesos de aprendizaje experimentando y viviendo en un ecosistema saludable. 

Más de un centenar de docentes de todos los niveles educativos, profesionales de la salud y de educación, promotores y líderes comunitarios de instituciones educativas, académicas y organizaciones sociales de Latinoamérica, el día 6 de agosto participaron del encuentro para celebrar el inicio del curso de formación virtual “Alforja Educativa salud Escolar y Mundo Microbiano: para cuidar la salud de seres humanos, animales y ecosistemas”. Durante 5 meses transcurrirán en los módulos del curso, albergados en el campus virtual de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, para reflexionar, aprender, debatir y poner en práctica temáticas que interrelacionan la salud humana con la del planeta, con el enfoque Una Salud y acompañando la participación protagónica de niñas y niños. Todos aspectos abordados en la Alforja Educativa. 

En las propias palabras de los protagonistas de este proceso de formación, expresan que se sintieron motivados a inscribirse:

“Porque es excelente la propuesta de capacitación para poder enriquecer mis conocimientos y así lograr que los estudiantes tengan un aprendizaje significativo”.

“Deseo implementar en la Institución un programa de Promoción de la Salud, Ser formadora de formadores”.

“Conocer más acerca de los cuidados de la persona en este caso de la pandemia y como sobrellevar el cuidado en uno mismo y del ambiente que nos rodea”.

“Las ganas de seguir aprendiendo”

“Para aprender y compartir con las y los jóvenes”, entre muchas otras. 

Exteriores de la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, entidad que acoge el I Curso Virtual.

Durante el encuentro, Adrián Alasino, Director de la Escuela Superior de Medicina expresa “Quiero agradecer a ReAct por este trabajo de 15 años en red, trabajando fuerte en los distintos países de América Latina y apoyando acciones globales. Este curso de la Alforja Educativa es un trabajo muy importante para nosotros, porque toma los temas del cuidado de los seres humanos, de la salud de los ecosistemas y de la resistencia bacteriana, pensando en que no es sólo un tema médico, sino social, ambiental y que incluye también a la alimentación saludable. Este es un esfuerzo colectivo y nos sentimos muy orgullosos de ser parte, es un privilegio que nuestros estudiantes, jóvenes que van a ser futuros profesionales, puedan tener la posibilidad de compartir con ustedes, aprender y tener estos materiales a disposición. Porque la única manera en que vamos a tratar de empujar hacia el mundo que queremos, con todos estos valores y todos estos enfoques, es con la absoluta participación de todas y todos”

Por su parte, el Dr. Arturo Quizhpe Peralta, Director de ReAct Latinoamérica, comparte detalles sobre la Alforja Educativa, resaltando su importante aporte como herramienta educativa para comprender y afrontar las vicisitudes que atravesamos como planeta, y sobre todo la niñez, a causa de la pandemia.  Hace 9 años cuando se inició el proyecto en Cuenca, nació con esa visión, de la necesaria alianza entre salud y educación, porque no podemos concebir educación sin salud y salud sin educación, es el binomio indivisible. La Alforja Educativa aparece centrada en la salud escolar y el mundo microbiano y nos hace ver que ese proyecto, diseñado para los más pequeños, y los aún más pequeño como es el mundo microbiano, tenía profundidad, tenía esencia en el cuidado de la salud del planeta en general. Hoy la Alforja ha crecido, se ha multiplicado, realizando talleres en Guatemala, en El Salvador, en Bolivia, Ecuador, Argentina y Perú.

Arturo Quizhpe, Director de ReAct Latinoamérica

Cada vez va tomando más fuerza, siendo traducida al Kichwa, y al inglés. Es una siembra de gran esfuerzo que asume el desafío de desarrollar actitudes de compromiso, ligar la investigación a la acción y el juego como método de aprendizaje significativo. Celebramos este inicio que nos emociona, porque la Alforja está contribuyendo a recuperar, visibilizar y trabajar por los niños, que son justamente los grandes heridos de esta pandemia. Pensemos en ese modelo civilizatorio que ha llevado a esta situación de desastre, y veremos que es fundamental mirar hacia la causa de las causas.  Por ello, la Alforja Educativa se presta, fundamentada en el juego, en el arte, en la esperanza y la alegría, para superar los problemas producidos por la pandemia, resaltó.

La Alforja Educativa tiene como propósito el aprendizaje activo de niñas, niños y adolescentes sobre la salud, el mundo microbiano y la promoción del buen uso de los antibióticos. Recorriendo sus materiales educativos encontrarán una oportunidad para conocer más, empoderarse y actuar. Para los docentes o facilitadores que acompañan los procesos educativos es una herramienta didáctica que promueve la participación infantil, a la vez que se articula y adapta al currículum escolar para el aprendizaje significativo de las ciencias, lenguaje, comunicación, arte. 

Para finalizar la apertura, el Lic. Claudio Chávez, como Coordinador de Formación Docente Continua de la Provincia de Formosa, Argentina, reafirma el apoyo y expresa que “en el Ministerio queremos celebrar las coincidencias de paradigmas, de mirada, de cosmovisión que estamos teniendo en toda Latinoamérica, con la Escuela Superior de Medicina y con ReAct. Celebramos que los docentes de Formosa puedan sumarse y esperamos que este sea el primero de muchos cursos que podamos compartir con ReAct. Coincidimos también en que todo docente tiene que ser un promotor de salud y los invitamos a declararse “aprendices” constantemente. Siempre tenemos que seguir aprendiendo, concibiendo a la educación no como una actividad, sino como una experiencia profundamente humana, en donde nos transformamos en el contacto con los otros.  Este curso enriquece nuestro proyecto educativo y a cada uno como persona en relación con todo el universo”.


Video de la inauguración del I Curso Virtual

Curso Virtual «Alforja Educativa, para cuidar la salud de seres humanos, animales y ecosistemas»

Curso Virtual «Alforja Educativa, para cuidar la salud de seres humanos, animales y ecosistemas»

La resistencia bacteriana a los antibióticos es un problema médico, social y ambiental, cada vez más complejo y multicausal, que afecta la salud de la tierra, los animales, las plantas, los ecosistemas y a los seres humanos. Es urgente el compromiso y la acción consensuada de todos y todas. 

Desde sus inicios ReAct Latinoamérica (RLA) apostó por una estrategia integral que supere la metáfora de la guerra, que reconociendo la interdependencia e interrelación existente entre todos los seres que habitamos la tierra, procure cambios en nuestras percepciones y actitudes relacionadas con el uso y abuso de los medicamentos en general y de los antibióticos en particular. 

Una de las estrategias fundamentales en la contención de la resistencia es la educación como una herramienta de cambio y empoderamiento; es esencial la formación de profesionales de la salud y educación con una visión crítica e integral de la situación, que adviertan la interrelación vital entre la salud humana, las bacterias y la Madre Tierra y, que puedan a la vez facilitar procesos de aprendizaje participativo con niños y niñas, con una mirada desde un paradigma biocéntrico, para la promoción de salud en las escuelas y comunidades. 

En el año 2017 surge la Escuela Superior de Medicina, basada en una curricula innovada, centrada en el estudiante y con el enfoque en prácticas sociocomunitarias tempranas. La vinculación a la temática relativa a la idea de Una Sola Salud se desarrolla como línea principal de un eje curricular denominado Proceso Salud-Enfermedad-Atención. A partir de ello, surge un intercambio académico permanente, con participación en diferentes espacios de formación, seminarios, talleres, que fueron aportando recíprocamente a ambas partes. Así surge esta posibilidad de profundizar en una capacitación virtual, para dotar de las competencias necesarias que permita una visión integral del proceso vinculado a la relación de la salud y el ambiente. 

ReAct LA y la Escuela Superior de Medicina de la Universidad Nacional de Mar del Plata, en colaboración con docentes y profesionales de instituciones de la región, acuerdan la construcción conjunta del presente curso de formación de modalidad virtual. 

En este curso, los participantes podrán profundizar conceptos junto con profesionales de diferentes países especialistas en los temas, significar el aprendizaje e implementar con grupos de niños y niñas, reflexionando sobre la práctica a través de un proceso que permita una verdadera apropiación de competencias desde el contexto y territorio de cada participante. 


PROGRAMA

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

FICHA DE INSCRIPCIÓN

Sin agua no hay salud ni educación para la niñez

Sin agua no hay salud ni educación para la niñez

CADA 22 DE MARZO SE CELEBRA EL “DÍA MUNDIAL DEL AGUA”, a fin de hacer un llamado y sensibilizar sobre su importancia fundamental y cuidado para la salud y continuidad de la vida.

Un día para recordarnos que el acceso al agua segura es un derecho humano fundamental. Sin embargo, muchas comunidades alrededor del mundo se ven limitadas en el acceso al agua potable y, por lo tanto, afectadas en su salud. A través del informe[1] elaborado por UNICEF y la Organización Mundial de la Salud se evidencia la alarmante situación global, “alrededor de 2.200 millones de personas en todo el mundo no cuentan con servicios de agua potable gestionados de manera segura, 4.200 millones de personas no cuentan con servicios de saneamiento gestionados de manera segura y 3.000 millones carecen de instalaciones básicas para el lavado de manos” [1].

En el contexto actual, atravesando a nivel mundial una pandemia, el acceso al agua segura, para el correcto y frecuente lavado de manos, se convierte en una necesidad doblemente esencial, para prevenir la COVID 19 y otras enfermedades infecciosas.

La región de Latinoamérica posee una cobertura del 74% de agua potable segura, siendo aún un 24% insatisfecha, particularmente en las zonas rurales y pobres, que agravan su situación de pobreza por la prevalencia de enfermedades producto de la falta de acceso al líquido vital. Sumado a eso que la cobertura de saneamiento apenas alcanza un 31%, poniendo en mayor estado de vulneración el Derecho a la Salud de niños, niñas y adolescentes. 

Si el agua no es segura para su consumo, puede convertirse en un transmisor de enfermedades infecciosas.

Derecho de niños y niñas al agua

Teniendo en cuenta la situación mundial sobre el acceso al agua, niños y niñas se encuentran en un estado de vulnerabilidad mayor. Su consumo es vital y forma parte de la vida cotidiana de las personas, para su uso en saneamiento e higiene, y tiene, además, un valor importante para preservar la dignidad de las personas. 

No tener agua segura y disponible en edades tempranas es la principal causa de enfermedades causantes de muerte, “cada año, 297.000 niños menores de 5 años mueren debido a la diarrea relacionada con la falta de agua, saneamiento e higiene” (OMS). 

Se estima que alrededor de 400 millones de niños y niñas en edad escolar son infectados por parásitos intestinales producto de aguas contaminadas, perjudicando su aprendizaje pleno.

Generalmente, las tareas domésticas como la recolección de agua, limpieza de las letrinas y la eliminación de los desperdicios son realizadas por niñas, lo que impide que las niñas asistan regularmente a la escuela. 

En relación a la niñez es importante destacar que el agua es fundamental para que los niños y niñas puedan mantener la higiene necesaria para una vida sana, digna, aprendiendo a cuidar y respetar su cuerpo. También tiene un rol importante en el crecimiento y desarrollo infantil. Junto con una alimentación adecuada, una hidratación suficiente y segura es indispensable para desarrollarse saludablemente.  

Agua para garantizar el derecho a la salud y la educación

Cuando los chicos y chicas mantienen una buena salud y no se enferman frecuentemente, logran mantener una escolaridad regular, culminar sus estudios y desarrollar de mejor manera sus metas y proyecto de vida. 

Disponer de escuelas con agua y saneamiento adecuados garantiza el Derecho a la Salud y a la Educación de niños y niñas. Proporcionando un espacio escolar adecuado y que mantiene las necesidades básicas de consumo de agua, higiene y saneamiento, la niñez puede concurrir libremente a la escuela, estar en condiciones de salubridad que les predispone a mejores condiciones de aprendizaje, juego y relación con sus pares. Todos aspectos esenciales para un desarrollo infanto-juvenil saludable. 

La situación de las niñas en relación a la escolaridad, agua y saneamiento tiene aspectos particulares. Las niñas, en especial durante su período menstrual, necesitan privacidad y acceso al agua para su correcta higiene y seguridad. No disponer de estas necesidades, en muchas situaciones favorece la ausencia de las niñas a las clases, pudiendo desencadenar una posterior deserción escolar. 

 Para abordar esta problemática, en el Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6, se hace especial referencia a la situación de mujeres y niñas: “Para 2030, lograr el acceso equitativo a servicios de saneamiento e higiene adecuados para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de las mujeres y las niñas y las personas en situaciones vulnerables”.

Otro factor importante a tener en cuenta es que, el agua segura, es garantía de la disminución de enfermedades infecciosas teniendo un doble efecto. Por un lado, reduciendo de esta forma las brechas de pobreza, puesto que las familias pobres pueden invertir mejor sus ingresos en otras prioridades y no en medicamentos y tratamientos; y por otro lado, reduce la prevalencia de la resistencia bacteriana, debido a que al reducir las infecciones se reduce el uso de antibióticos.

Todos los niños y niñas deben conocer sus derechos, para poder defenderlos y exigir su cumplimiento cuando no sean garantizados.  

Aunque algunas regiones, países e incluso ciudades pueden ser más favorecidas en relación al acceso al agua, el compromiso de las personas y los Estados por garantizar el agua segura, debe ser una prioridad.

En la mayoría de los países de la región, son responsabilidad de los gobiernos locales (Municipios / Prefecturas) la dotación de acceso a agua potable segura, para garantizar la salud plena de la población, por tanto, quienes deben dotar de la infreaestructura necesaria para que se garantice el acceso al agua en los establecimientos escolares y educativos.

También es nuestra obligación hacer frente al cambio climático, puesto que la región de Latinoamérica es una de las regiones con mayores sucesos de incertidumbres y amenazas en la dotación de agua segura.  Largas temporadas de estiaje y sequía, provocan el desabastecimiento y por tanto racionamientos y cortes, y por otro lado, las constantes lluvias producen deslizamientos frecuentes que ponen en riesgo las fuentes de captación de agua. Actividades extractivistas o de deforestación atentan contra las fuentes y cuerpos de agua, limitando también la disponibilidad de agua para consumo humano.

Relacionado:

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Alforja Educativa 2020: vivencias, desafíos y oportunidades

Alforja Educativa 2020: vivencias, desafíos y oportunidades

Luego de atravesar un año 2020 como un gran desafío para el planeta, podemos también vivenciar oportunidades para repensar nuestra relación con la Madre Tierra, el uso de antibióticos, así como el vínculo salud-educación.

ReAct Latinoamérica a través del Proyecto Alforja Educativa Salud Escolar y Mundo Microbiano, buscó fortalecer los lazos con instituciones aliadas, difundir las acciones emprendidas por los colaboradores, realizar acciones conjuntas y también soñar con nuevos caminos.

Les invitamos a descubrir, formar parte, sumarse y multiplicar la Alforja Educativa.  El siguiente resumen ilustra las actividades realizadas:

Un enfoque integral para preservar la efectividad de los antibióticos: Alforja Educativa

Un enfoque integral para preservar la efectividad de los antibióticos: Alforja Educativa

Una herramienta didactica para cuidar la salud de todos.

La Alforja, una propuesta para vincular a los niños y niñas al mundo microbiano, y conocer la problemática de la resistencia a los antibióticos, comprendiendo el entretejido de infinitas relaciones vitales que existen en la naturaleza, y del cual los seres humanos somos sólo una parte. En el ámbito educativo formal, su abordaje puede articularse de manera transversal dentro del currículum escolar o incorporarse en espacios de aprendizaje comunitarios.

Descargue el documento completo: https://reactlat.org/download/un-enfoque-educativo-para-preservar-la-efectividad-de-los-antibioticos/

La Alforja se renueva para más aventuras educativas

La Alforja se renueva para más aventuras educativas

Les invitamos a usar y disfrutar de este valioso material, que le deparará imprevisibles satisfacciones con sus estudiantes, la niñez del barrio, de la comunidad o con sus hijos e hijas. Le brindará acceso a un proceso de aprendizaje divertido y orientado al cambio, que nos harán vivir la vida más saludablemente, conteniendo la resistencia bacteriana, usando adecuadamente los antibióticos, restableciendo nuestra relación con el mundo microbiano y construyendo el Sumak Kawsay”.

Puede descargar los libros completos ingresando en:

Parte 1: https://reactlat.org/download/alforja-educativa-salud-escolar-y-mundo-microbiano-parte1/

Parte 2: https://reactlat.org/download/alforja-educativa-salud-escolar-y-mundo-microbiano-parte2/

Promoción de la salud a través de la lectura lúdica

Promoción de la salud a través de la lectura lúdica

Desde la semana pasada, la Red de Centros Culturales de la Municipalidad de Cuenca, con el apoyo de ReAct Latinoamérica, iniciaron los talleres de lectura dirigidos a niños y niñas del cantón Cuenca, mediante los cuales se promueve el conocimiento del mundo microbiano y la salud.

Estos talleres tienen como objetivo el buen uso del tiempo y el incentivo de la lectura en la niñez, adicionalmente, se ha vinculado la lectura con la promoción de la salud, para ello, ReAct Latinoamérica ha puesto a consideración el cuento El viaje fantástico, que motiva a la niñez a conocer mejor su cuerpo y el mundo microbiano, esos seres microscópicos que habitan en nuestro interior y tienen gran importancia para la salud.

Estos talleres empezaron el pasado 8 de julio a través de plataformas virtuales en los que participó la niñez de forma divertida, acompañando la lectura con otras actividades lúdicas que refuerzan los aprendizajes significativos sobre el cuidado del cuerpo, el entendimiento del microbioma, y la promoción de prácticas para el mejoramiento de la salud.

La niñez participa activamente en la lectura mientras aprende sobre el mundo microbiano y el cuidado de la salud.

Expectativas de la niñez

‘Los chicos se quedaron con la expectativa sobre el viaje al interior del cuerpo y vamos a continuar cada semana hasta terminar el cuento. Pero también hemos propuesto actividades para que los chicos realicen en casa, para reforzar el aprendizaje sobre los sentidos que habíamos visitado a través del cuento’, indica Mónica Morocho, Coordinadora de los Centros Culturales.

El cuento El viaje fantástico forma parte de los materiales lúdicos de la Alforja Educativa, programa con el cual ReAct Latinoamérica promueve la salud desde la educación. ‘A través de este programa llegamos a la niñez para promover la salud desde el aula, vinculando con otras áreas del aprendizaje como el lenguaje, las matemáticas, las ciencias naturales’ recalca Silvina Alessio, colaboradora de ReAct Latinoamérica y encargada del programa de la Alforja Educativa.

‘Ahora más que nunca, hemos visto en el contexto de la Covid-19, la necesidad de trabajar en la educación en salud, entender mejor nuestra relación con el mundo microbiano y los procesos vitales, que nuestra salud está en estrecha relación con la salud de los ecosistemas. Cuando las niñas, los niños, entienden estos temas, se vuelven gestores del cambio’, concluye Arturo Quizhpe, Director de ReAct Latinoamérica.

Cargador Cargando…
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

Salud y Educación, binomio inseparable

Salud y Educación, binomio inseparable

COVID 19 y el principio de interés superior de la niñez

Salud y educación de calidad son estrategias fundamentales para alcanzar el máximo potencial del desarrollo intelectual, mental, físico, espiritual y social de niños y niñas. 

Toda la niñez, sin excepción, necesita cuidados y servicios de salud, protección, nutrición adecuada, afecto, ambiente de armonía y equilibrio en la relación humanos-naturaleza, educación de calidad centrada en el principio del interés superior de la niñez.

El hogar y la escuela constituyen unidades esenciales de promoción de salud, espacios de convivencia armoniosa, interacción social, desarrollo de las capacidades físicas, mentales, emocionales de todo niño. 

Niños y niñas de Formosa exploran el mundo microbiano a través de las actividades en la huerta escolar, que forma parte del programa de la Alforja Educativa. 

El rol de la educación sanitaria

Una educación que promueve la libertad, la dignidad, la búsqueda permanente de la verdad, la justicia, la práctica de valores, la solidaridad, constituye la garantía de una sociedad de paz, respeto mutuo y armonía.  Al tiempo que la salud sustentada en el cuidado y respeto de todos los seres, visibles e invisibles, garantiza el desarrollo armonioso y la formación de las futuras generaciones para la edificación de una sociedad sana y libre. 

La educación como fuerza generadora de aprendizajes y destrezas de la niñez para enfrentar el futuro, debe incluir en su proceso mecanismos que ayuden a comprender mejor las relaciones sociales, que permitan superar las inequidades, así como las relaciones causales de salud-enfermedad.

En este contexto, y tomando en cuenta la trascendencia de la educación sanitaria, los múltiples y complejos aspectos educativos que, tanto en el seno de la familia como en la escuela y en otras instituciones, intervienen en la formación de los niños y de los jóvenes y en su protección contra las influencias negativas de nuestra época (tabaquismo, alcoholismo, drogas, problemas de mal nutrición), la Organización Mundial de la Salud, ha recomendado entre otros aspectos: 

  • Intensificar las actividades concretas y eficaces indispensables para dar a los niños y a los jóvenes una educación sanitaria multidisciplinaria, cuya importancia es muy grande para el buen desarrollo de las generaciones futuras; 
  • Estudiar y promover métodos nuevos para abordar y resolver adecuadamente los problemas planteados por la educación sanitaria de padres, madres, niños y jóvenes, con el fin de preservar su salud y de protegerlos contra las influencias nocivas de la vida moderna.
Niñas participan en la elaboración de cuentos acerca del mundo microbiano, al alimentación y el cuidado de la salud. De esta manera se potencia el desarrollo artístico, del lenguaje y prácticas saludables en la niñez.

La COVID 19 y la niñez

El mundo ha centrado su atención en la batalla contra un enemigo invisible. Nuestra mirada está dirigida hacia la búsqueda de las estrategias de contención de la pandemia y el tratamiento y la futura prevención de la nueva enfermedad. Estamos omitiendo las graves consecuencias que tendremos que enfrentar después de la pandemia. Los niños y los jóvenes, además de adquirir la infección, son víctimas a las que más duramente afectará la pandemia. Los daños podrían ser permanentes en nuestro futuro, si no asumimos acciones ahora.  

Según nuestros análisis, afirma Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de la UNICEF, el 99% de los niños y los jóvenes menores de 18 años de todo el mundo (2.340 millones) vive en alguno de los 186 países en los que se han impuesto distintas formas de restricción a los desplazamientos debido a la COVID-19. Además, el 60% de todos los niños vive en alguno de los 82 países que se encuentran en aislamiento total (7%) o parcial (53%), lo que equivale a 1.400 millones de jóvenes[1]

En cualquier crisis, la niñez y la juventud es la población más afectada. La pandemia no es una excepción. Son características esenciales del desarrollo humano, la libertad de movimientos, el respecto al ritmo circadiano o reloj biológico, la interacción y el contacto físico, el juego como aprendizaje, y desarrollo emocional, cognitivo, mental y espiritual.  El sistema educativo y el de salud deben trabajar juntos, desde ahora en adelante, poniendo por encima de todo y en la práctica el interés supremo del presente inagotable, nuestra niñez y juventud. Evitar el sufrimiento, cuidar y proteger la integridad física, intelectual, emocional y espiritual debe ser la única consigna. Prevenir los daños colaterales, programar, implementar y evaluar las medidas de mitigación es indispensable para evitar el daño permanente.

Defender la vida de la niñez es una obligación ética y moral del presente. Juntos los sectores de la educación y la salud, la familia y la comunidad, podemos hacer posible que nuestros niños se mantengan sanos, y reciban educación de calidad.

 “No dejemos que los niños sean las víctimas ocultas de la pandemia de COVID-19”. La mayoría de nuestros niños viven con limitaciones y restricciones en su movilidad, que se ha agravado durante la pandemia. 

Arturo Quizhpe Peralta

Director de ReAct Latinoamérica


[1] Declaración de Henrietta Fore, Directora Ejecutiva de UNICEF

https://www.unicef.org/es/comunicados-prensa/no-dejemos-ninos-sean-victimas-ocultas-de-la-pandemia-covid-19

Galería

El Taller Internacional «Formación de Formadores» se realizó en al ciudad de Cuenca en el año 2018. Durante cinco días se compartieron las herramientas y experiencias de aplicación de la Alforja Educativa en América Latina. Parte del Taller fue la socialización de estrategias de expansión de la Alforja Educativa, llegando al acuerdo de formar la coalición de la Minga por la Alforja para promover la implementación de la metodología Niño a Niño para la promoción de la salud escolar, el cuidado de la Madre Tierra y el uso racional de antibióticos.

Historias de resistencia

Historias de resistencia

Cuando un día llego a la escuela Thiago se acerca muy rápido hasta mí,  contento, sonriendo, casi gritando: “¡Silvina! El domingo en la casa de mi abuela hice la mayonesa de zanahoria que aprendí acá. ¡¡Y a todos les gustó!!

Y en ese segundo mi corazón estalló. 

Me pidieron que con una historia refleje qué me apasiona de mi trabajo. Soy Argentina, soy madre de un niño y una niña, soy hija, hermana, compañera, amiga… y también trabajo con niños desde hace 20 años, y nunca pensé en dedicarme a otra cosa. 

Quizás Thiago no conoce sobre el impacto de un proyecto, ni de los porcentajes y estadísticas que a veces se persiguen para medir el “éxito” en muchos ámbitos. Los números son fríos, nunca me gustaron. Muchas veces me cuestioné ¿Cómo se evalúa? ¿Qué se evalúa? ¿Para qué y para quiénes? ¿Esa evaluación reflejará la experiencia de los niños, lo que piensan y sienten? Este niño ese día resumió todo el concepto de empoderamiento, aprendizaje vivencial, saludable, verdadero. 

En la escuela donde estudia Thiago desarrollamos el proyecto “Huerta Escolar y Mundo Microbiano: Alimentación Saludable”, una propuesta que empezó en el año 2018 incorporándose en el proyecto “Nuestra Huerta Escolar” del Ministerio de Educación y el Programa Salud Comunitaria de la Provincia de Formosa, en Argentina. ReAct Latinoamérica se incorporó para aportar con el “Mundo de las bacterias en la huerta”[1]. Entre algunas actividades los chicos siembran, cuidan la huerta y cosechan. Luego, compartimos recetas de alimentos saludables, entre ellas la “mayonesa de zanahoria”. 

En esta actividad se conoce el mundo microbiano que cuida las verduras, pero también los niños son cuidadores de la huerta y de la vida. Aprenden que las bacterias resisten ante los antibióticos, y la huerta es también para nosotros un espacio de resistencia ante la “comida que no alimenta” y enferma.

El suelo recibe los nutrientes del abono, tierra fértil en donde están los microorganismos que mantienen su microbiota[2] en equilibrio. El suelo también se cuida ahuyentando las plagas de manera natural. Con los chicos descubrimos el microbioma de nuestro cuerpo y hablamos de la importancia de estar sanos, en equilibrio para reducir las enfermedades y el consumo de medicamentos y antibióticos. 

La niñez se empodera con una verdadera participación

El empoderamiento infantil no es algo que se les da, a los niños no hay que empoderarlos, es un proceso por el cual los niños tienen la experiencia de vivir y reconocer sus derechos siendo protagonistas;  tomar decisiones, actuar, equivocarse, aprender, negociar, consensuar. Es actuar como un sujeto pero colectivamente con otros, por un bien común.  

Si pensamos en la participación infantil, Roger Hart propone y parte de dos puntos interesantes sobre nuestra mirada hacia la niñez. Él dice que debemos “Considerar que el ejercicio de la ciudadanía requiere del reconocimiento y legitimación de los niños como actores sociales válidos”. La participación infantil es un derecho, pero ¿cómo se ejerce? Hart También grafica la “Escalera de la Participación” en donde analiza qué es y qué no es participación infantil, porque no siempre la presencia de los niños y niñas implica una verdadera participación.

Thiago participó en un proyecto con sus compañeros, se vinculó con otros niños. Se interesó en el tema, experimentó y aprendió. Thiago probó una nueva receta, un nuevo sabor, aprendió a prepararlo y lo llevó a su familia. No lo hizo cualquier día, sino un domingo cuando la familia se reúne. Tampoco en cualquier lugar, fue en la casa de su abuela, que son las que muchas veces tienen el saber tradicional sobre la preparación de las comidas. Pero ese día él decidió hacer una comida saludable para compartir. “sabe que su salud está en sus manos”.

Niño a Niño propone la participación infantil, para que ellos mismos puedan decidir cuáles son y cómo resolver los problemas de salud que a ellos los afectan, observando activa y críticamente la realidad. Para investigar y aprender utiliza juegos, arte, música, teatro, videos, dramatizaciones. 

Trabajamos desde hace muchos años utilizando la Metodología Niño a Niño. La mejor definición que escuché fue expresada por Celine Woznica, Directora de Niño a Niño América, ella dice  “Niño a Niño es una idea muy simple con un efecto muy profundo”. Yo estoy segura que los niños que pueden empoderarse verdaderamente inician un camino que no regresa hacia atrás.  

Un niño, una niña que aprendió a mirar a su alrededor con empatía y actitud crítica, difícilmente luego pueda mirar hacia otro lado ante una injusticia, o cuando sienta que vulneran sus derechos. 

Un niño, una niña que aprendió a trabajar con otros y compartir sus ideas, difícilmente luego pueda caminar solo y estar callado. 

Un niño, una niña que vivió la experiencia de planificar y actuar, difícilmente luego pueda quedarse quieto cuando algo no está bien  en su familia, en su comunidad. 

Seguramente un niño y una niña en los que han confiado luego confiarán en sí mismos, porque ya saben que ellos lo pueden lograr. 

Mi trabajo me apasiona porque una vez fui niña, y cuando estoy jugando con niños siento que todavía lo soy, me apasiona porque los niños son niños hoy, son el presente. Me apasiona porque creo en los cambios sociales desde y con los más pequeños, y de abajo hacia arriba. Me apasiona porque tengo hijos y el mundo debe ser un mejor lugar para todos y todas. 


[1] El proyecto se contextualiza como propuesta de implementación de los materiales didácticos que conforman la Alforja Educativa Salud Escolar y Mundo Microbiano

[2] El microbioma es el conjunto de microorganismos residentes en un ambiente incluyendo un cuerpo o en una parte específica de un cuerpo, Nuestras amigas las bacterias. A. Quizhpe.